Enseñanza por medio de la exploración y el juego

 

Pensamiento visible, Áreas y Metodología de Proyectos

 

Educación integral basada en valores

 

Ingles Inicial y Psicomotricidad

1
1

Tips para Padres

Autonomía en nuestros Hijos

 

 

El desarrollo de la autonomía es prioritario en la educación de los niños. Gracias a la mejora de su autonomía, el niño será capaz de realizar por sí mismo y sin la ayuda de los demás aquellas tareas que son propias de su edad.

El hábito de autonomía en los niños les permitirá ser independientes y les dotará de la iniciativa necesaria para progresar en su aprendizaje y manejarse satisfactoriamente en sus relaciones con los demás.

El aprendizaje de la autonomía depende de dos factores:

– El ritmo madurativo del niño, ya que no todos los niños se van desarrollando de la misma manera ni al mismo compás.

– La educación recibida de sus padres. Siendo este el factor más importante y un componente que se puede controlar.

Es importante que los niños hagan de manera independiente el mayor número de actividades que puedan realizar solos y no conlleven peligro. Estas tareas se engloban en hábitos de autonomía que son fundamentales en su educación:

– Vestirse. El niño debe aprender a vestirse y desvestirse solo, elegir qué ponerse, cuidar sus pertenencias, etc.

– Vida social. En lo referente a las relaciones sociales existen pequeñas tareas que el niño puede ir realizando en la búsqueda de su independencia. Hábitos como saber esperar su turno, pedir las cosas por favor, saber escuchar, saludar a los conocidos, etc.

– Higiene. Ya desde muy pequeños aprender a controlar esfínteres. Es cuando deja el pañal el momento clave donde el niño se ve independiente. Todas las actividades referidas a la higiene personal son importantes, desde el cepillado de dientes, lavarse las manos, etc.

– Comer. Saber usar los cubiertos, comer solos, respetar las normas sentados a la mesa, son actividades que el niño debe aprender y realizar con independencia a medida que avance en su desarrollo.

Consejos para fomentar la autonomía en los niños

Conseguir que el niño sea autónomo es un proceso en donde los padres deben ser un apoyo y una guía. Y en el que los niños han de sentirse seguros para aprender a tomar decisiones. Para facilitar este proceso os dejamos unos consejos:

– Evitar acelerar el ritmo en el desarrollo de la autonomía queriendo que lo haga todo “él solito” lo más pronto posible. Es contraproducente exigir al niño hacer cosas sin que haya alcanzado el grado de madurez adecuado para realizar las tareas que se le piden.

– Evitar hacer todo por ellos. En el otro extremo podemos encontrar a padres sobreprotectores que no dejan intentar hacer tareas a los niños para las que están ya preparados. No les dan margen para equivocarse ni aprender de sus propios errores. En conclusión, se debe aceptar la necesidad de independencia del niño aceptando que el niño ha crecido y darle su propio espacio.

– Ser comunicativos. Hablar con los niños desde el respeto y la empatía es fundamental para enseñarles a ser autónomos. Gracias a ello el niño tendrá la confianza necesaria con el adulto para manifestar su deseo de hacer las cosas por sí mismo utilizando tanto el lenguaje verbal como el gestual.

– Dar seguridad al niño a través del establecimiento de límites y normas. Si el niño convive con unos límites claros y lógicos le dará la seguridad necesaria para actuar por sí mismo.

– Apoyar sus logros. El niños debe sentir el apoyo y el interés de los adultos de su entorno a medida que van evolucionando sus capacidades y va realizando con éxito tareas de manera independiente.

– Valorar su esfuerzo. Cuando el niño cometa errores y no avance los adultos deben enseñar a los pequeños a tolerar su frustración y enseñarles que a través del esfuerzo y los fallos se aprende mejor.

– Ofrecer escenarios donde pueda practicar. Ir dándole tareas sencillas de la vida cotidiana que el niño pueda realizar solo recordando los pasos que tiene que hacer e ir disminuyendo esta ayuda a medida que el niño no la necesite.

Admisión escolar v/s padres e hijos: ¿Cómo enfrentar el proceso?

ADMISIÓN ESCOLAR V/S PADRES E HIJOS: ¿CÓMO ENFRENTAR EL PROCESO?

Buscar el colegio ideal o rendir un examen de admisión escolar es muchas veces un proceso estresante, tanto para padres e hijos. ¿Cómo se enfrenta emocionalmente un proceso de este tipo? Psicóloga de la Universidad Mayor entrega algunas recomendaciones.

Consejos
La especialista recomienda a los padres explorar las alternativas de colegios que existen y hacer una pre selección de dos o tres establecimientos que cumplan con lo que ellos esperan, incluso revisando el plan educativo que los rige. Esta pre selección debería ser coherente con las características del niño y no con otras expectativas paternas, para minimizar el exceso de presión que podrían poner los padres en el niño, frente al temor de que éste fracase.

Asimismo, agrega Mandujano, el proceso de postulación no debe ser presentado al niño como una situación de evaluación de capacidades, pues esto conlleva la idea de éxito y fracaso, aumentando la frustración si no es “aceptado”. Los padres deben explicarle que irá a conocer el colegio donde podría estudiar y en lo posible hacerlo previamente, para que conozca las dependencias del colegio y se familiarice con él. El niño debe sentir que asistirá a una actividad entretenida y que nada de lo que haga estará mal.
¿Qué hacer frente a una reacción extrema?
Si en el momento de rendir la prueba de admisión el niño presenta una reacción de ansiedad extrema, los padres no deberían obligarlo a realizar la actividad, pues su funcionamiento habitual se encontraría interferido emocionalmente y no podrá rendir como lo haría habitualmente, sintiéndose vulnerable.
“Se podría intentar rendir la prueba de admisión otro día o evaluar la permanencia del niño en un jardín infantil, para cursar pre kinder por ejemplo. En un año la madurez cognitiva y emocional presenta avances considerables y cada niño desarrolla sus potencialidades de manera diferente”, analiza la psicóloga.

RECOMENDACIONES:
Los días previos a la evaluación, no hablar mucho del tema, para no aumentar la ansiedad, sólo responder las dudas que surjan espontáneamente desde el niño.

  • Evitar hablar del tema con otros familiares y amigos frente al niño, pues evidencian sus deseos de ingreso a un establecimiento específico.
  • Planificar con cautela los horarios del día de la prueba de admisión, para evitar estrés en los adultos, que se traspasa a los niños.
  • Aclarar que se le esperará, para evitar la sensación de soledad.
  • Cuando el niño ha terminado, evitar preguntas como por ejemplo ¿cómo te fue? o ¿respondiste todo?, y usar ¿cómo lo pasaste?, ¿me quieres contar algo de los juegos que hiciste?

Contáctenos

Sede Piedra Roja:

Av. San José 14531 Piedra Roja, Chicureo
+562-22406200+562-22452062

Sede Los Tronquitos:

Camino El Agarrobo 110, Chicureo
+562 27388184